Tenían un acceso con vigilancia para saber quien llamaba a la puerta, pero la visita de los agentes de Policía no la esperaban. En pleno centro de Murcia, bajo la sombra de la torre de la Catedral, aquí este club de fumadores se dedicaba a la venta de marihuana, según los investigadores. Tenían una carta con distintos tipos de cannabis para ofrecer a sus clientes o socios. Sus tarifas eran muy compettitvas, 5 euros el gramo de marihuana y un euro el porro. Y lo peor es que lo vendían también a menores.

Por ello la Policía Nacional ha desarrollado esta operación, en la que han registrado el local durante tres horas y se han incautado de diversas cantidades de droga y dinero. El Juzgado de Instrucción número 8 de murcia ha autorizado esta operación.